La cera de carnauba

Cera de carnauba

La cera de carnauba o carnauba se obtiene de las hojas de la palma Copernica cerifera. Esta palma es endémica de Sudamérica y crece en la región de Ceará, al noreste de Brasil.

Esta cera se conoce también como la “reina de las ceras”, por sus características e infinidad de aplicaciones. La cera de carnauba es reconocida por sus propiedades de brillo.

Usos

Los usos de la cera de carnauba son diversos, desde aplicaciones alimenticias (chicles y chocolates confitados), hasta productos para obtener brillo como betunes y grasas para calzado, así como ceras para suelos y automóviles, y en la industria estética de cremas y cosméticos (labiales y pinturas).

Los europeos fueron los primeros en utilizar las ceras y grasas animales para proteger la pintura de los automóviles. Esta tradición ha permanecido durante los últimos 100 años y hoy en día sigue siendo la mejor manera de proteger la pintura de los vehículos.

Muchos entusiastas y propietarios de concesionarios prefieren el brillo de las ceras carnauba, especialmente en negro, rojo y otros colores oscuros. El carnauba absorbe el grado de ácido de la lluvia y oculta remolinos de menor importancia en la pintura y proporciona protección gracias a su composición con cinámico que actúa como una antioxidante.

Todas las ceras de nuestro servicio de encerado contienen cera de carnauba.